HomeNoticiasGigantes agrícolas permanecen en Rusia a pesar de la presión mundial por...

Gigantes agrícolas permanecen en Rusia a pesar de la presión mundial por retirarse

Las compañías agrícolas más grandes del mundo continúan vendiendo semillas y atendiendo campos en Rusia, a pesar de la presión a cortar lazos posterior a la invasión de Ucrania.

Compañías como Cargill Inc., Bayer AG y Archer Daniels Midland Co. dicen que sus preocupaciones humanitarias sobre la disponibilidad de alimentos para los ciudadanos rusos y otros países justifican sus operaciones actuales en Rusia, mientras que compañías de occidente han pausado sus operaciones o han sido completamente terminadas.

Grupos de apoyo y empleados de algunas de estas compañías han urgido a los ejecutivos de dichos negocios a replegarse de territorio ruso y justo la semana pasada el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky llamó a presión continua en compañías de occidente a salir de Rusia.

Compañías en otras industrias, como fármacos y productos de consumidores, han citado las mismas razones humanitarias para seguir operando ciertas partes de sus negocios en Rusia. Estas incluyen a Johnson & Johnson y a AmerisourceBergen Corp., que afirma se han detenido de generar nuevos negocios en Rusia, aunque seguirá distribuyendo ciertas medicinas contra el cáncer y terminar pruebas clínicas.

Las operaciones en curso de las empresas agrícolas en Rusia podrían tener efectos más amplios en el suministro mundial de alimentos. La guerra de Rusia en Ucrania involucra a dos de las principales potencias productoras de granos del mundo, trastornando una región que se ha vuelto cada vez más crítica para alimentar a una población mundial creciente y más próspera. Daños en las exportaciones rusas de productos alimenticios como el trigo, además de la probabilidad de una cosecha disminuida en Ucrania, podría provocar una grave escasez de alimentos en todo el mundo, dijeron analistas.[metaslider id=5544]

“Está creando una gran angustia en el próximo ciclo de producción”, dijo Bill Biedermann, cofundador de AgMarket.net, una empresa de corretaje de productos básicos y consultoría agrícola con sede en Tennessee. “Si no funciona, solo hay un par de veces en la historia reciente en las que puedo pensar en dónde los suministros mundiales de alimentos serían tan críticos”.

La invasión de Ucrania por parte del presidente ruso, Vladimir Putin, ha ayudado a que los precios del trigo suban más de un 30% durante el último mes. Si bien las sanciones no se han dirigido directamente a las exportaciones de alimentos rusos y los puertos del país están operativos, los importadores enfrentan altos costos de seguro para reservar cargamentos desde allí, dijo Andrey Sizov, director operativo de SovEcon, una firma de investigación enfocada en los mercados de granos del Mar Negro.

Si los proveedores de cultivos se retiran de Rusia y el país reduce su producción, es probable que Rusia tenga suficiente grano para alimentarse, dijo Sizov, pero no necesariamente para otros países.

“Ese es un problema para Rusia, pero un problema mayor para los importadores de alimentos de todo el mundo”, dijo.

Es probable que otros factores reduzcan la producción de trigo, dijeron los analistas. El clima seco en América del Sur está perjudicando la producción de cultivos en la región. En los Estados Unidos, el Departamento de Agricultura dijo a principios de este mes que espera que los agricultores siembren solo un poco más de trigo que el año pasado, cuando se sembró la menor cantidad de acres en más de un siglo. Se anticipan rendimientos más bajos en USA debido a la continua sequía en las planicies del oeste y del norte.[metaslider id=5512]

Grupos de apoyo dicen que la guerra de Rusia requiere de un mensaje poderoso y que las empresas agrícolas deben hacer su parte. Algunas organizaciones ambientales y agrícolas de Ucrania y Estados Unidos escribieron una carta la semana pasada presionando a Cargill para que abandone Rusia por completo.

“Hacer negocios y pagar impuestos al gobierno del presidente Putin está alimentando la maquinaria de guerra de Rusia”, decía la carta.

Una portavoz de Cargill señaló las posibles implicaciones para la seguridad alimentaria descritas por el Programa Mundial de Alimentos, una agencia de las Naciones Unidas, al responder por qué la compañía mantiene en funcionamiento las operaciones de alimentos esenciales. La agencia de la ONU señala que el conflicto podría exacerbar la inflación alimentaria y el hambre en algunos de los países más pobres del mundo.

Hablando ante el Congreso el miércoles, Zelensky pidió a los legisladores que alentaran a las empresas de sus estados de origen a dejar de hacer negocios en Rusia. También pidió a Washington que prohibiera la importación de todos los productos rusos.[metaslider id=5512]

El gigante de alimentos y agricultura Cargill, con sede en Minnesota, que emplea aproximadamente a 2500 personas en Rusia y comenzó a suministrar granos a la Unión Soviética en 1964, dijo a principios de este mes que planea continuar operando sus instalaciones de alimentos y alimentos para animales allí, aunque se reducirá. algunas operaciones y detener nuevas inversiones.

“La comida es un derecho humano básico y nunca debe usarse como un arma”, dijo la compañía, y agregó que la región suministra ingredientes para pan, fórmula infantil y cereales para el desayuno, entre otros alimentos básicos.

El fabricante de pesticidas y semillas de cultivos Syngenta, que tiene un negocio de más de $1 billón de dlls en la región de Ucrania y Rusia, continúa suministrando semillas y productos químicos a los agricultores rusos para mitigar una posible escasez mundial de alimentos, según personas familiarizadas con el asunto.

Otras compañías también han dicho que planean continuar operando en Rusia mientras limitan ciertas operaciones y nuevos desarrollos. Incluyen a los comerciantes de productos básicos ADM, Bunge Ltd. y Viterra, el negocio de granos del gigante de productos básicos Glencore PLC.

Bayer dijo que podría retener semillas para cultivos en Rusia el próximo año si continúa la guerra en Ucrania. El gigante alemán de semillas y pesticidas dijo que ya proporcionó suministros agrícolas esenciales a los agricultores rusos para la siembra de este año, pero que monitorearía la situación política y decidiría sobre los suministros para 2023 y más adelante en una etapa posterior.

Bayer reconoció los llamados para suspender las ventas y los servicios en Rusia, pero dijo que retener los productos agrícolas aumentaría el costo humano de la guerra.

Algunos empleados de grandes empresas agrícolas han presionado internamente para que las empresas adopten una postura más dura, según personas familiarizadas con el asunto, incluido el envío de mensajes a los líderes de la empresa sobre la retirada total de Rusia.

Algunas grandes empresas agrícolas y comerciantes de granos se han estado comunicando entre sí para alinear sus posturas de que retirarse de Rusia hará que el suministro mundial de alimentos sea más limitado, según personas familiarizadas con el asunto. Las empresas también han estado trabajando juntas en la logística de mover productos y exportar cultivos fuera del área, así como trabajar con los gobiernos, incluido Rusia, en esfuerzos humanitarios, dijeron.

Los analistas agrícolas dijeron que el suministro mundial de alimentos se verá afectado por la guerra. Hasta 13 millones de personas en todo el mundo podrían pasar hambre debido al aumento en los precios de los alimentos y las interrupciones en los suministros que resultan de la invasión de Rusia a Ucrania, dijo la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Es probable que el impacto lo sientan más los países dependientes de las importaciones y de bajos ingresos que dependen del grano ruso, según analistas y funcionarios de la industria agrícola.

Monika Tothova, economista de la FAO, dijo que los agricultores rusos tendrían dificultades si las grandes empresas agrícolas occidentales se retiraran del país. Hay pocos actores importantes en el sector agrícola, dijo, y es posible que los sustitutos de las semillas y los productos químicos suministrados por occidente no estén fácilmente disponibles.

“Si eres agricultor en la región, tienes pocas opciones”, dijo.

Fuente: The Wall Street Journal

[metaslider id=5701]

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments